• Pan de romero y tomates secos


    Hola!! 
    Como os dije en el anterior post aquí os traigo la receta de un pan.
    Esta receta la he adaptado de una que vi en otro blog, no digo cual es porqué no lo recuerdo.
    Este pan tiene un sabor muy bueno, simplemente con un poquito de aceite ya está buenisimo!!
    Es la segunda vez que lo hago, la primera vez salió bueno, pero quedó un poco compacto, es decir, no subió demasiado, mi madre me dio un "truquito" que por lo visto no es muy secreto, solo que yo no lo sabia. Viendo la diferencia de uno al otro a partir de ahora lo tendré en cuenta y lo pondré en práctica cada vez que haga pan.
    Hacer pan es muy fácil, pero requiere tiempo, no puedes hacer pan si tienes prisa por irte al trabajo o a cualquier sitio, es muy importante respetar los tiempos de levado, lo que no quiere decir que cuanto mas tiempo lo dejes quedará mejor, cada tipo de pan requiere unos tiempos, lo mejor es seguir la receta al pie de la letra, ya que muchas veces nos da por inventar y el resultado no suele ser demasiado bueno (me incluyo).
    Bueno, os dejo con la receta.

    INGREDIENTES:

    • 500gr de harina de fuerza (yo tuve que poner un par de cucharadas mas)
    • 300ml de agua
    • Un cubito (unos 25gr) de levadura fresca
    • 1 cucharada de aceite de oliva
    • 20gr de tomatitos secos
    • Media cucharada de romero seco
    • Media cucharada de sal

    ELABORACIÓN:

    En un vasito templamos un poco del agua y ponemos el cubito de levadura removiendo hasta que se deshaga y reservamos.
    Cortamos los tomatitos en trozos pequeños y los mezclamos en un bol con la harina y el romero.
    En el robot de cocina con la varilla de amasar (o en un bol con una cuchara de madera) ponemos el agua con el aceite y vamos mezclando a velocidad   media, añadimos el agua con la levadura y poco a poco vamos incorporando la mezcla de harina con los tomates y el romero.A mitad del amasado añadiremos la sal. Continuaremos amasando unos 10 o 15 minutos apróximadamente, hasta que veamos que la masa quede elástica y no se nos pegue demasiado a los dedos, si se pega añadiremos un poco mas de harina.
    Hacemos una bola con la masa y la dejamos reposar en el bol enharinado una hora, lo taparemos con un paño húmedo.
    Pasada la hora, enharinamos la superficie de trabajo, sacamos la masa y amasamos para sacarle un poco el aire, con cuidado de no amasar demasiado.
    Ponemos un papel de horno en una bandeja, ponemos la masa encima con la forma que le queramos dar al pan y dejamos levar una hora mas, tapándola con el paño húmedo o con un trozo de film transparente engrasado con un poco de aceite.
    A los 50 minutos de levado aproximadamente precalentamos el horno a 200º con un cuenco refractario con un poco de agua dentro.
    Cuando haya pasado la hora espolvoreamos un poco de harina encima de la masa, hacemos unos cortes con un cuchillo de sierra e introducimos nuestra masa en el horno durante una hora mas o menos, dependiendo del horno.
    Un truco para saber si está hecho por dentro es darle unos golpecitos en la base del pan y si suena hueco es que ya está.
    Pues una vez hecho el pan lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.
    Yo lo que hago es que lo corto todo en rodajitas y lo congelo así, y cuando quiero hacerme una tostada saco uno y ya está.
    Pues a ver si os animáis a hacerlo y ya me contáis que tal!



1 comentarios:

  1. Paula Serra dijo...

    Ya lo he probado y está de cine !!

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios!!!